Foto de Stuart Miles via http://www.freedigitalphotos.net/

Foto de Stuart Miles via http://www.freedigitalphotos.net/

La cancelación de antecedentes penales constituye el ultimo paso de la intervención de un abogado penalista en un procedimiento cuando, lamentablemente, hubo una sentencia condenatoria, ya que la imposición de una condena supone, de manera añadida a la imposición de la propia sentencia, una carga que el condenado deberá arrastrar, incluso después de haber cumplido su pena, durante un determinado periodo de tiempo. Éstos períodos varían en función de la gravedad de la pena impuesta y se encuentran regulados en el artículo 136 del Código Penal:

  • a) Seis meses para las penas leves.
  • b) Dos años para las penas que no excedan de doce meses y las impuestas por delitos imprudentes.
  • c) Tres años para las restantes penas menos graves inferiores a tres años.
  • d) Cinco años para las restantes penas menos graves iguales o superiores a tres años.
  • e) Diez años para las penas graves.

Estos plazos se contarán desde el momento en que haya quedado totalmente extinguida la pena en cuestión. Cuando esta pena hubiera sido objeto de suspensión condicional, el legislador establece que estos plazos se cuenten desde el momento en que dichas penas que fueron suspendidas hubieran quedado extinguidas en el caso de que hubiera sido necesario cumplirlas (aquí el legislador realiza una especie de ficción jurídica), tomando como momento inicial del cómputo de dicha pena el día siguiente a aquél en que fue concedida la suspensión de la misma.

Para poder cancelar los antecedentes penales será necesario obtener del juzgado o tribunal sentenciador un certificado expedido por el secretario judicial en el que se acredite que las penas han sido extinguidas, que la responsabilidad civil ha sido abonada (salvo los supuestos de insolvencia declarada por el juzgado o tribunal sentenciador) y que han transcurrido los plazos legalmente marcados para dicha cancelación.

Una vez obtenido dicho certificado, debe solicitarse la cancelación del antecedente al Registro Central de Penados y Rebeldes del Ministerio de Justicia, personalmente o a través de su representante legal. Dicha solicitud podrá realizarse de manera presencial, por correo u online. Pueden encontrar más información sobre los trámites para la cancelación de antecedentes penales aquí.

Los antecedentes policiales también pueden ser cancelados, una vez que lo hayan sido los antecedentes penales. El procedimiento es muy similar, y puede consultarlo aquí

¿Ha realizado o tiene que realizar los trámites para cancelar sus antecedentes penales? ¿Tiene alguna duda al respecto?Puede planteárnosla en los comentarios a este post o bien a través de nuestro área de contacto.